Las abreviaturas de fibras textiles


Las abreviaturas de fibras textiles y cómo cuidarlas en el proceso del lavado y secado

Las etiquetas de las prendas especifican las abreviaturas de fibras textiles así como las mejores condiciones de lavado para garantizar su conservación.

Cada vez son más los fabricantes que, además de la información obligatoria, incluyen en sus prendas otra información que permite conocer mejor sus condiciones óptimas de conservación.

Dado que se trata de un espacio reducido, muchas de las indicaciones se encuentran en forma de símbolo, abreviadas o denominación, tanto en prendas elaboradas como en materias primas.

Definición y abreviatura de las fibras más utilizadas

La fibra textil es un conjunto de filamentos que forman hilos (sea por hilado o mediante procesos físicos o químicos) y cuya longitud es superior a su diámetro para que puedan ser hilados.

Además de sus abreviaturas, es importante conocer su principal clasificación según su origen, y las mejores condiciones para un mantenimiento adecuado:

  • Fibras naturales:
    • Algodón – CO: aunque resiste a altas temperaturas, es recomendable lavarlo entre los 30 y 50 °C, evitar el uso de lejía y planchar a 200 °C en húmedo; si no se siguen estos cuidados, podría encoger, decolorarse, ponerse amarillento e incluso romperse.
    • Lana – WO: debe lavarse a baja temperatura, con jabón neutro y una leve acción mecánica, soporta el planchado sólo si se realiza a 150 °C y con un paño húmedo; si no se siguen estos cuidados, tiende a encogerse y a la formación de bolitas o pilling.
    • Seda – SE: es preferible lavarla en seco (en tintorería) o bien utilizar jabón neutro, una débil acción mecánica y evitar totalmente el uso de blanqueadores, evitar el planchado o hacerlo únicamente a 150 °C en húmedo; los principales daños que registra son el enfieltramiento, desgarros y el corrimiento de los colores.
  • Fibras artificiales:
    • Viscosa – CV: se recomienda lavar en agua fría o hasta los 30 °C, utilizando un detergente neutro o alcalino, no utilizar suavizante ni blanqueadores y planchar en hasta 150 °C; los problemas más comunes se presentan en forma de encogimiento, decoloración y desgarros por acción mecánica.
    • Modal – MD: no resiste bien las altas temperaturas, por lo que la temperatura no tendría que superar los 40 °C y no secar directamente al sol; su problema más común es la pérdida de elasticidad.
    • Lyocell – CLY (tencel): soporta hasta 60 °C en el lavado y, aunque no encoge, tiende a decolorarse.
  • Fibras sintéticas:
    • Poliéster – PL: se recomienda lavar a un máximo de 60 °C, sin sobrecargar la lavadora para evitar arrugas, y planchar a 150 °C; un lavado y planchado incorrectos podría producir encogimiento, formación de arrugas y quemaduras.
    • Elastano – EA: se recomienda no utilizar lejía, ni secar en secadora y utilizar la plancha a 150 °C; tiende a deformarse con el calor.
    • Poliamida – PA (como nylon): se lava por debajo de los 30 °C, sin utilizar blanqueadores y no hace falta planchar; en caso de utilizar la plancha, a 150 °C se amarillearía y a 250 °C se funde.

Aunque algunas prendas se elaboran únicamente con una de las anteriores (principalmente las de algodón), en muchos casos utilizan porcentajes de una o más fibras, por lo que resulta indispensable seguir las indicaciones de lavado  y secado para asegurar una buena conservación de la prenda.


En caso de dudas, la recomendación es utilizar los programas con menor temperatura, pues la mayoría de las fibras son sensibles al calor.


En las lavanderías autoservicio La Wash, encontraréis lavadoras y secadoras con una gran variedad de programas para conseguir la mejor higienización de todas tus prendas con el máximo cuidado.

El verano y las manchas más frecuentes

El verano y cómo quitar las manchas más frecuentes

Disfrutar los días luminosos, el calor, la playa y las refrescantes salidas nocturnas tiene su coste en manchas sobre la ropa. Descubre cómo quitar las manchas más frecuentes del verano.


Son varias las razones por las cuales las manchas de verano se perciben como más persistentes: las prendas son de colores claros, los tejidos son más delicados y absorbentes, y los alimentos son más jugosos.

La recomendación principal, en cualquier época del año y para cualquier tipo de mancha, es siempre evitar que la mancha se seque; cuanto menos tiempo tenga el elemento sobre la tela, más fácil será eliminar todo rastro de éste en la prenda.

Manchas comunes y cómo tratarlas en el lavado

Cremas y lociones de protección solar

Es de las manchas más comunes en sitios puntuales de la prenda, como cuellos y puños producto del rozamiento, pero también aparecen en bañadores y toallas.

El tratamiento recomendado consiste en un remojo de 20 minutos con jabón neutro, sal y vinagre blanco o jugo de limón. El agua debe estar tibia –pues el agua caliente envejece los tejidos y endurece las manchas.

Después de este remojo, puede frotarse la zona hasta eliminar totalmente los restos de la mancha, aclarar y luego lavar de manera habitual en lavadora.

Frutas, helados al agua y zumos

Son un clásico, sobre todo en la ropa infantil, y que incluso aparecen después de un lavado habitual.

Siempre que sea posible, lo mejor es enjuagar la mancha con agua fría en el momento. Sin embargo, si la mancha se encuentra algo después, puede aplicárseles un poco de alcohol o una mezcla de leche con sal, procurando aclarar rápidamente para evitar la pérdida de color del área.

Luego de esto, es importante realizar un lavado en lavadora de forma habitual para eliminar todos los restos, recordando utilizar programas de lavado en agua fría.

Helados de crema y salsas o gazpacho

Aún siendo cuidadosos las manchas resultan inevitables y destacan en las prendas claras de verano.

Siempre que no sea posible enjuagarla en el momento con agua fría, será necesario humedecer la zona y aplicar un poco de detergente frotando hasta aflojar la mancha.

También se puede utilizar algún quitamanchas con oxígeno activo, que permite penetrar en el tejido para alcanzar profundidad. Luego, lavar de manera habitual en lavadora.

Para todos los casos, se recomienda utilizar agua fría y el programa de lavador sugerido en el etiquetado de las prendas.


Las lavadoras y secadoras industriales de lavanderías autoservicio La Wash ofrecen múltiples programas y funciones para cuidar cada tipo de prenda e higienizarlas en profundidad.

De vacaciones en Madrid, donde hacer la colada

Consejos de lavado en la lavandería autoservicio en Madrid

Estoy de vacaciones en Madrid, ahora donde hacer la colada


Madrid es una de las ciudades más visitadas de España y es que la capital tiene una amplia oferta cultural y de ocio que ofrecer a todo tipo de visitantes. Si vas a estar de vacaciones en Madrid y buscas donde hacer la colada, los establecimientos de La Wash están a tu disposición.


Cuando viajamos, el tema de hacer la maleta es una de las cuestiones más complejas y es que nunca sabemos muy bien qué llevar, lo que acaba provocando que viajemos la mayoría de las veces con exceso de equipaje.

Al estar fuera de casa nos encontramos con el inconveniente de no poder lavar la ropa, lo que nos obliga en cierto modo a llevar más ropa en nuestra maleta. Sin embargo, las lavanderías autoservicio han solucionado este problema.

En las lavanderías automáticas puedes lavar y secar tu ropa en apenas 60 minutos, lo que implica que ya no tienes que llenar tu maleta de prendas que seguramente no vas a usar. Puedes llevar la ropa justa y en cualquier momento hacer una parada en una de nuestras lavanderías autoservicio y lavar tu ropa.

En Madrid nos encontraréis en la calle Apóstol Santiago número 44 y en la calle Máiquez número 58.

En nuestros establecimientos vas a encontrar todo lo necesario para hacer la colada, no hace falta que traigas nada más que tu ropa sucia.

Los equipos de lavadoras y secadoras que usamos están preparados para admitir grandes volúmenes de ropa, por lo que podrás lavar todas tus prendas en un único ciclo de lavado y secado.

Si nunca has usado una lavandería autoservicio, no te preocupes. En cada uno de nuestros establecimientos encuentras las instrucciones de uso que, como podrás comprobar, son muy sencillas.

Así que ya lo sabes, de vacaciones en Madrid, donde hacer la colada ya no va a ser un problema. Te esperamos en La Wash.