Secar la ropa en los días más fríos del año 

Secar la ropa en los días más fríos del año

Cómo secar la ropa en los días más fríos del año 

Cuando llega el invierno, con días más fríos y húmedos, lavar la ropa se convierte en toda una gestión, y secarla en un dolor de cabeza.

Desde la necesidad de abrigarnos más, hasta el recambio de temporada con su consecuente puesta a punto de las prendas almacenadas el año anterior, el lavado de ropa multiplica el volumen y las dificultades para secarla.

La lavadora doméstica encuentra varias limitaciones en esta época, pues el tamaño y peso de las prendas aumenta, y el centrifugado resulta insuficiente para que se seque adecuadamente.

Por su parte, las máquinas de lavado y secado son equipos que implican un gran consumo de energía, por lo tanto, hasta para quienes los tienen en casa, puede ser un tormento.

Cuando colgar la ropa al aire libre resulta imposible, y el uso de la secadora también, la opción de la lavandería autoservicio se presenta como una alternativa eficaz, accesible y económica.

 

Consejos para lavar y secar la ropa en invierno

En estos días, las preocupaciones por lavar y secar la ropa sugieren tomar medidas especiales para cuidar las prendas, mantenerlas en buena forma y procurar una higiene adecuada.

Ya se trate de vestimenta como en cuanto a la ropa del hogar, aquí proponemos algunas claves para mejorar la gestión de la higiene doméstica y hacer la colada sin contratiempos:

  • Organizar una rutina para la ropa de casa. Edredones, cortinas, toallas, manteles, son piezas que requieren una especial atención a la desinfección, sobre todo para minimizar enfermedades y alergias. Si bien no necesitas  lavarlas todos los días, al menos una vez a la semana deberás lavar lo reunido para evitar la acumulación de ropa sucia y que las manchas y olores desagradables que queden impregnados en las telas.
  • Leer las etiquetas. Tanto al momento del lavado, para hacerlo con la temperatura, programa y detergentes adecuados, como para elegir los tejidos más convenientes al comprar la ropa. Algunos tejidos se secan más rápido que otros, y hasta tienen más eliminación de agua al momento del centrifugado, lo que facilita el secado completo de las prendas.
  • Nunca tiendas la ropa dentro de casa. El viento y la humedad, junto con la temperatura, son elementos clave en el secado, pero en espacios cerrados estos tres factores saturan el aire, haciendo que la ropa tarde más en secarse y quede impregnado el olor a humedad, además de contribuir a la proliferación de hongos y moho en los ambientes.

 

Así, la alternativa de utilizar secadoras en lavanderías autoservicio La Wash resulta en múltiples ventajas. Además de secar en poco tiempo y de manera adecuada, mejora la vida útil de las prendas, así como su aspecto y función.

Para mejorar el uso de la secadora industrial en La Wash, sigue estos consejos: 

  • Utiliza la capacidad óptima de la secadora. Así te aseguras de que toda la ropa quede seca por igual.
  • Separa la ropa por tejidos. Algodón, lana, lino, poliéster, cada una tiene un tiempo y temperatura diferente para secar correctamente; si las pones en el mismo tambor, todas tardarán más en secarse.
  • Utiliza temperatura baja. Esto asegura que los tejidos más delicados conserven mejor su aspecto y suavidad.

En lavanderías autoservicio La Wash encuentras equipamiento profesional para lavar y secar todas tus prendas de invierno al mejor precio y con la más alta calidad.

¿Qué es una secadora de condensación?

¿Qué es y cómo funciona una secadora de condensación?

La tecnología de secado ha avanzado significativamente, en lo que se refiere al uso más eficiente de la energía con las secadoras de condensación.


Son muchos los motivos por los cuales tender la ropa no es una opción, entre otros:

  • Falta de espacio donde poder tender.
  • Edificios donde está prohibido ubicar el tendedero en fachada.
  • Tiempos ajustados de recambio de las prendas, sobre todo en los blancos en alojamientos turísticos pequeños.
  • Ciudades o municipios donde la humedad ambiente es prácticamente una constante en ciertas épocas del año o de forma constante.

Cuando se trata de piezas textiles grandes, como edredones, sábanas y toallas, es importante elegir el secado correcto para evitar que las prendas se deterioren o favorezcan la aparición de olores y manchas.

¿Cómo funciona una secadora de condensación?

Entre las opciones de tecnología para el secado, las secadoras de condensación ofrecen múltiples ventajas que radican en su funcionamiento.

En el interior de la secadora de condensación el aire es calentado a través de resistencias eléctricas y enviado al tambor; después de pasar por las prendas, el aire con humedad pasa por un intercambiador donde es des-humectado para volver a enviarlo al tambor; en el intercambiador hay aire del exterior, por lo que la humedad se condensa y el agua cae a un recipiente.

Las temperaturas que pueden alcanzar las secadoras de condensación pueden superar los 70 grados, lo que asegura un secado rápido y en profundidad, que elimina eficazmente ácaros y hongos además de garantizar la persistencia del aroma a suavizante por más tiempo.

En La Wash contamos también con la más avanzada tecnología en secadoras de condensación, tanto en los establecimientos de la franquicia como en los programas de alquiler de equipamiento de lavandería, que nos permiten asegurar la máxima eficiencia con menor gasto de electricidad y mantenimiento de maquinaría.