+ de 200 lavanderías
  • es
  • ca
  • en
  • pt-pt
Trucos infalibles para quitar manchas de un mantel

Trucos infalibles para quitar manchas de un mantel


Vísperas, Navidad, Año Nuevo, son los momentos en los que probablemente más necesitéis  trucos infalibles para quitar manchas de todo tipo, en particular, las de manteles.


 

Llega la época del año en que sacamos esos textiles que guardamos para ocasiones especiales, y no es para nada feliz encontrarnos con las famosas y horribles manchas amarillentas, sobre todo si el mantel es blanco.

Pues te daremos todos los trucos recuperar esos manteles rápidamente y evitar las manchas el próximo año.

5 trucos para eliminar las manchas

Has de saber que las manchas o amarilleos suelen aparecer después de que el textil haya  estado guardado durante un tiempo y pueden, en muchos casos, estar asociadas con las condiciones ambientales en las que han estado guardados, por lo cual, no son tan difíciles de eliminar:

Perborato sódico: probablemente con esto ya lo puedas solucionar. Se trata de un componente que se incluye en los detergentes de lavado, aportando las famosas “burbujas oxígeno activo”. Este oxígeno ayudará a desprender la suciedad y blanquear la ropa.
Ten cuidado al manipularlo y sigue las instrucciones del envase, pon el mantel a remojar en agua caliente con 2 cucharadas de perborato disueltas en ella, asegurándote de que el agua cubra la tela completamente. Después, aclara con abundante agua y lleva a la lavadora.
Si el mantel es de color, no lo dejes a remojo más de 10 minutos.

Lejía: el clásico tampoco falla. Aunque es bastante más fuerte y puede llevar a la decoloración y endurecimiento de la prenda, funciona bien con las manchas amarillas en tejidos blancos y es además desinfectante, lo que es ideal en un mantel.
El fabricante indica cuál es la proporción que debes utilizar según la cantidad de agua. Un remojo de 2 horas será más que suficiente.
Después, se aclara con abundante agua y se lleva a un lavado normal.

Bicarbonato y limón: para atacar las manchas de manera individual, incluso justo después de que se hagan (como las de vino, salsas, grasas), puedes poner bicarbonato de sodio sobre la macha y frotarlo con una rodaja de limón.
Esa solución puedes dejarla unos 15 minutos y luego enjuagar, para llevarla a un lavado normal.

Leche: es un truco casero que seguro alguien en casa ya conoce. Se trata de empapar las manchas con leche y colgarlo al sol hasta que se seque.
Luego de eso, lo llevas a la lavadora y, además de quedar más blanco, quedará más suave.

Agua oxigenada: como el truco anterior, este es el mejor para telas delicadas. Se utilizada diluido en agua con el detergente para prendas delicadas de utilices. La proporción es la misma cantidad de detergente que de agua oxigenada, dejando en remojo por unos 30 minutos.
Después de ello, solo se aclara con agua abundante y se seca, o puedes llevarlo a un programa de lavado para prendas delicadas.

Los cinco trucos funcionan para manteles que han estado guardados, como para manteles que estás a punto de guardar. Antes de guardarlos hasta la próxima temporada, recuerda que deben de estar bien secos y elegir para ellos sitios que carezcan de humedad.


En las lavanderías autoservicio La Wash, puedes aprovechar los programas de lavado en máquinas industriales, que garantizan la máxima higiene, así como los distintos programas de secado para dejar tus manteles impecables y listos para las próximas fiestas.

  • ATENCIONCLIENTE1-01Atención al cliente:
    Telf: + 34 666 242 460    hola@lawash.es