Manchas difíciles y manchas imposibles

Manchas difíciles y manchas imposibles

Las manchas difíciles y las manchas imposibles en nuestra ropa, cómo tratarlas

Todos hemos batallado alguna vez con manchas difíciles. En la ropa de los niños o en las prendas favoritas de adultos, tarde o temprano las manchas terminan formando parte de nuestras preocupaciones a la hora de hacer la colada.

Hay manchas más complejas de otras, las de vino, tinta o las de frutas, así como las de rozaduras como pasto, maquillaje o antitranspirante. Cada una tiene un tratamiento, principalmente, según el tiempo que la sustancia haya estado sobre la tela.

Aún los mejores especialistas encargados de la remoción de manchas en lavanderías, tintorerías y otros servicios de limpieza de textiles, saben que el tratamiento debe seguir un delicado balance para quitar la mancha sin dañar el tejido.

Evitar que las manchas penetren en las telas

La regla de oro de las manchas, de mayor o menor dificultad, es evitar que la mancha se seque y adhiera en la prenda.

Ante una mancha potencialmente difícil la recomendación es remojar (como mínimo el área afectada) en agua fría y eliminar todo lo posible con un poco de jabón o detergente.

Sin embargo, eso no siempre es posible. Si estás fuera de casa, en una fiesta o una reunión, será difícil remojar la prenda, tendrás que esperar a regresar a casa y, para entonces, ya habrán quedado restos secos en el tejido.

Lo ideal es tener algún quitamanchas para utilizar sobre la mancha lo antes posible. Presta siempre mucha atención a las instrucciones, pues estos productos tienen químicos que podrían dañar las fibras si los dejas mucho tiempo sobre la tela. Tienes que enjuagar o aclarar la prenda y después meterla en la lavadora o con la próxima colada.

¿Por qué hay manchas que no salen?

Aún después del tratamiento y el lavado, hay manchas que perduran y no salen a pesar de varios lavados y quitamanchas. Esto está relacionado a la sustancia que genera la mancha, la composición química y el pigmento que degradan las fibras de la tela.

La interacción química de algunos tipos de manchas hace que el color de la tela cambie de manera permanente, por lo cual, aunque la sustancia que la originó haya sido eliminada tras los lavados lo que ha cambiado son las fibras de esa área de la prenda.

Según la cantidad de grasas, proteínas, almidones, colorantes y ácidos que compongan el elemento que causó la mancha, habrá diferentes maneras de tratar la mancha con mayor o menor esfuerzo, pero siempre es importante utilizar cualquier tratamiento quitamanchas en frío.

Hasta lograr la mayor eliminación de la mancha evita meterla en la secadora o plancharla, trata la prenda con agua fría hasta sacar todos los restos de la sustancia depositada en ese sector. Si la mancha persiste en el tiempo y después de los lavados, es posible que se trate de una decoloración o deterioro irreversible de las fibras.


En La Wash la carga del detergente y suavizante es automática. Además, utilizamos detergentes están especialmente formulados para lavadoras de tipo industrial y se encargan de proteger mejor las piezas de tu colada, descúbrelos.

Comparte este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

¡DESCÁRGATE NUESTRA APP!

DESARROLLADA PARA LOS CLIENTES DE LAS LAVANDERÍAS AUTOSERVICIO DE LA WASH®.

La Wash® en su compromiso con la innovación,
con el fin de mejorar sus servicios, invierte en I+D de forma continuada.

Los clientes de La Wash® pueden descargar, de forma
gratuita la APP de La Wash®, con la que obtienen grandes ventajas y simplifican el uso del servicio de Lavandería.

Como franquiciado, un mundo de servicios en tu mano, para mejorar la relación con los clientes. Fácil e intuitiva, te ayudará a generar más beneficios en tu negocio de Lavandería Autoservicio.